Unha imaxe vale máis que mil libros

A la llamada a varios artistas a trabajar sobre el libro, Vítor Nieves presenta una instalación en la que reflexiona sobre el éste como objeto. Una reflexión a cerca del poder de la imagen sobre la palabra, de la sociedad de la imagen, y del olvido de la memoria histórica, de la escritura, o de la literatura, y de cómo actualmente rige la imagen, ya sea fija (fotografía de prensa, vallas publicitarias…) o en movimiento (spots publicitarios –como símbolo de la sociedad actual consumista– cine, vídeo o incluso la televisión como compendio de todo lo anterior).

Por un lado tenemos la TV como icono de la sociedad de la imagen, y por otro a libros sometidos a la presión de la tele, bajo su poder. La televisión proyecta una imagen poética en formato panorámico (el 16:9 del cine) que es una metáfora de la idea del embrutecimiento colectivo, y smetáfora de la alienación global.

La instalación habla de los mass-media, y cómo poco a poco ocio y conocimiento se fue relacionando más con la imagen que con la literatura, como le fué ganando ese terreno e intenta acercarse al porqué de ese relevo generacional. Para esto se dispone delante del espectador una escena muy cotidiana de la vida diaria, con pequeñas reminiscencias de la infancia. En ella se presenta una mesa de cocina con platos encima y rodeada de sillas. El menú que contienen los platos son libros intervenidos (uno de ellos quemado, otro roto, otro con cemento y trozos de ladrillo…) la idea es presentar un menú indigerible ante lo sugerente que se nos presenta la televisión. El autor nos trae la cotidianidad de la presencia incondicional de la televisión en escenas tan familiares como las comidas, y deja patente lo difícil que se nos hace “digerir” libros, una escena que reconstruye de su memoria de «las lecturas obligatorias de clase compitiendo cada tarde con Drangon Ball», en palabras del artista.

Nieves aborda también los tópicos haciendo guiños a frases hechas que rodean el mundo del libro (por ejemplo: “este libro es un ladrillo”. Ensaya usos no vernaculares del libro como la función de soporte o apoyo: en este caso, sirven de soporte para la tele, que recuerda al libro que está condenado a estar bajo un mueble cuando a éste le falta una pata.

Rober R. Prieto. Texto publicado en el catálogo de la exposición.

Esta instalación foi parte da exposición PALABRA INTEVENIDA, realizada no 2.007 na galería Dosmilvacas.arte, en Ponferrada (León).

Esta web utiliza cookies. Podes ver a política de cookies. Se continúas navegando estás a aceptala!    VER